Archivo de la etiqueta: fotografía

Qubos: pequeñas instantáneas

Estaba trabajando en la Universidad cuando escuché por parlantes “ven a tomarte una foto instantánea gratis” así es que fui a darle una mirada a esta pequeña caja blanca: Qubos.cl ofrece varios servicios incluyendo esta cámara + impresora (sublimación térmica) que produce pequeñas fotos personalizadas al mismo tiempo que las sube a Facebook. Divertido.

Lobo.

Deja un comentario

Archivado bajo Digital, Fotografia, Uncategorized

La especial batería de la Yashica Electro 35

Para facilitarle la vida a Cata, de “Reciclando Recuerdos”, hice este breve video explicando como adaptar una pequeña pila 4LR44 para poder usar nuevamente una Yashica Electro 35, una cámara japonesa de mediados de los años 60’s que es muy fácil de encontrar en el mercado, aun mas fácil de operar y produce excelentes resultados.

La batería original de la cámara ya no se fabrica pero es posible adaptarle una batería 4SR44, PX28A, A544, K28AV34PX, GP476A ó una 1414A, como muestra el video. De hecho, es probable que existan otros modelos compatibles; sugiero averiguar más a los afortunados dueños de la Yashica Electro, “la Leica del pueblo”   😛

PD: Acá tienen una reseña de esta cámara.

Lobo.

48 comentarios

Archivado bajo Analogia, Chile

Almacenando tus rollos

Hace unos dias un conocido puso a la venta una gran cantidad de rollos fotográficos (120 y 135); la mayor parte es película difícil de encontrar hoy dia y que ya se encuentra vencida, lo que no es problema porque él ha mantenido su película en el freezer. Así es, tal como leen: él conserva su película en el congelador de su refrigerador, a temperaturas bajo cero. ¿Absurdo? Para nada.

Los rollos fotográficos son un trozo de plástico recubierto con una emulsión, es decir, son un cóctel de químicos esperando capturar luz para luego ser revelados con otros procesos químicos para convertirse en negativos o diapositivas. Lo que algunas personas no saben es que ese proceso tiene una fecha de vencimiento y que, al igual que un paquete de galletas, debemos “consumir” el rollo antes de esa fecha. Por supuesto, lo que podemos hacer es retrasar ese deterioro químico usando el frio.

Si tus rollos están sellados en sus contenedores plásticos y/o bolsas de papel metalizado, están protegidos contra la humedad y por lo tanto se pueden congelar sin problema. Si no estás seguro sobre esos sellos, puedes poner toda tu película en un contenedor plástico (Tupperware) o una bolsa con sello (Ziploc) y entonces congelarla. Es importante dejar que tu película se descongele un dia antes usarla, sobre todo para evitar problemas de condensación.

Por otra parte, si no estás seguro de querer ocupar el espacio de la carne también puedes usar el resto del refrigerador de tu mamá: mismo proceso, guarda tu película no sellada en algún contenedor sellado, sobre todo porque ahí hay más humedad.

Las cargas Polaroid son un tema aparte porque NO pueden congelarse (partes metálicas, batería, etc.) pero sí pueden refrigerarse aunque siempre en posición horizontal para que los químicos no se acumulen en alguno de los extremos. Claramente yo no hago mucho caso de mis propios consejos:

¿Comida? No la necesito: tengo película fotográfica en mi refrigerador.

¿Comida? No la necesito: tengo película fotográfica en mi refrigerador.

Espero que esta información les sea de ayuda y no olviden: compartan el Evangelio de San Análogo  😉

Lobo.

4 comentarios

Archivado bajo Analogia, Chile, Fotografia, Polaroid

¿Boh – qué? ¡Bokeh!

¿Quién de ustedes habla japonés? Yo no. Me encantaría tener a un japonés aquí para preguntarle su opinión, después de todo, ellos inventaron la palabra ‘boke’; aunque usted no lo crea.

La palabra ‘bokeh’ está en boca de todos los amantes de la fotografía pero lamentablemente muchos la usan de forma incorrecta. Hay personas que al ver una foto con muchos pequeños círculos de luz exclaman “¡qué lindos los ‘bokehs’!” y yo sólo puedo darme una palmada en la frente. Esos reflejos y pequeñas fuentes de luz que forman círculos, hectágonos o anillos en el fondo de una foto NO SE LLAMAN ‘bokeh’. Simplemente se llaman círculos, hectágonos o anillos  😉

Cualquier foto con poca profundidad de campo tendrá áreas desenfocadas (fuera de foco) delante y/o detrás del sujeto fotografiado. El ‘bokeh’ es la calidad subjetiva de ese desenfoque, es decir, como apreciamos visualmente esa zona de la foto y si este desenfoque nos parece agradable o si sentimos que nos distrae del sujeto y por lo tanto no aporta a la fotografía misma.

Entonces el problema de definir el término se complica porque diferentes personas pueden tener una apreciación diferente de una misma foto; sin embargo, existe un cierto consenso entre los fotógrafos profesionales para definir qué es el ‘buen bokeh’ y el ‘mal bokeh’ en una foto:

Cuando el área desenfocada es suave y homogénea, las aberraciones producidas por el lente no deforman al sujeto y en general no nos sentimos distraídos por esta área, hablamos de ‘buen bokeh’. Por el contrario, si nuestro lente produce aberraciones que se superponen al sujeto o que distraen de la composición general de la foto, o si los círculos de luz tienen bordes muy rectos y definidos, entonces tenemos ‘mal bokeh’.

Un ejemplo de “buen bokeh” (Shutterbugin, DPReview).

Un ejemplo de “mal bokeh” (moving_comfort, DPReview).

Eso debería aclarar un poco más la definición del término; ahora, escribir y pronunciar la palabra correctamente es un problema diferente, aunque quizás sea algo más fácil para nosotros que hablamos español. Los japoneses simplemente pronuncian (y escriben) ‘boke’ (boque), sin acentuar una sílaba más que la otra, y eso significa “mancha” o “borrón”. ¿Por qué nosotros agregamos una ‘h’ al final? Porque en una revista norteamericana de fotografía de los años 90’s un inteligente señor decidió ayudar a sus compatriotas con la pronunciación: al agregar la ‘h’ al final la fonética del inglés invita al hablante a pronunciar la palabra como “bo-que”. Sin la ‘h’ final una persona de habla inglesa diría “bou-ke”, otros prefieren decir “bou-key” y algunos incluso dicen “bouk-hey”. Diferentes acentos, nacionalidades y culturas nos han dado una docena de posibles pronunciaciones, pero la palabra original sigue siendo ‘boke’, o en este lado del mundo, ‘bokeh’.

¿Cómo prefieren pronunciarla ustedes? Creo que eso da lo mismo, después de todo no es una palabra nativa del español. En mi opinión, lo que sí es importante es tener clara su definición. Espero que esta entrada escrita durante una aburrida mañana en el trabajo les haya servido de algo, aunque sea sólo para pelear por culpa de esta maldita palabra.

Lobo.

Deja un comentario

Archivado bajo Fotografia, Uncategorized

Los 3 Amigos

Los 3 Amigos

Un dia cualquiera surgió una buena idea. Extraño a este par de locos.

4 comentarios

23/02/2013 · 13:43