Archivo de la etiqueta: foto

Rolleicord II

Siguiendo el video de mi última entrada, acá tienen una foto realizada con la misma cámara; esta imagen la hizo Nicolás, el dueño de la Rolleicord 😀

Lobo.

Deja un comentario

01/12/2013 · 00:42

Mundo Instantáneo

Mundo Instantáneo

Para quienes vivan en el Gran Concepción y deseen aprender sobre el mundo de las cámaras instantáneas, los invito cordialmente a esta charla gratuita en el marco de Fan Collector.

Lobo.

Deja un comentario

16/06/2013 · 21:32

¿Boh – qué? ¡Bokeh!

¿Quién de ustedes habla japonés? Yo no. Me encantaría tener a un japonés aquí para preguntarle su opinión, después de todo, ellos inventaron la palabra ‘boke’; aunque usted no lo crea.

La palabra ‘bokeh’ está en boca de todos los amantes de la fotografía pero lamentablemente muchos la usan de forma incorrecta. Hay personas que al ver una foto con muchos pequeños círculos de luz exclaman “¡qué lindos los ‘bokehs’!” y yo sólo puedo darme una palmada en la frente. Esos reflejos y pequeñas fuentes de luz que forman círculos, hectágonos o anillos en el fondo de una foto NO SE LLAMAN ‘bokeh’. Simplemente se llaman círculos, hectágonos o anillos  😉

Cualquier foto con poca profundidad de campo tendrá áreas desenfocadas (fuera de foco) delante y/o detrás del sujeto fotografiado. El ‘bokeh’ es la calidad subjetiva de ese desenfoque, es decir, como apreciamos visualmente esa zona de la foto y si este desenfoque nos parece agradable o si sentimos que nos distrae del sujeto y por lo tanto no aporta a la fotografía misma.

Entonces el problema de definir el término se complica porque diferentes personas pueden tener una apreciación diferente de una misma foto; sin embargo, existe un cierto consenso entre los fotógrafos profesionales para definir qué es el ‘buen bokeh’ y el ‘mal bokeh’ en una foto:

Cuando el área desenfocada es suave y homogénea, las aberraciones producidas por el lente no deforman al sujeto y en general no nos sentimos distraídos por esta área, hablamos de ‘buen bokeh’. Por el contrario, si nuestro lente produce aberraciones que se superponen al sujeto o que distraen de la composición general de la foto, o si los círculos de luz tienen bordes muy rectos y definidos, entonces tenemos ‘mal bokeh’.

Un ejemplo de “buen bokeh” (Shutterbugin, DPReview).

Un ejemplo de “mal bokeh” (moving_comfort, DPReview).

Eso debería aclarar un poco más la definición del término; ahora, escribir y pronunciar la palabra correctamente es un problema diferente, aunque quizás sea algo más fácil para nosotros que hablamos español. Los japoneses simplemente pronuncian (y escriben) ‘boke’ (boque), sin acentuar una sílaba más que la otra, y eso significa “mancha” o “borrón”. ¿Por qué nosotros agregamos una ‘h’ al final? Porque en una revista norteamericana de fotografía de los años 90’s un inteligente señor decidió ayudar a sus compatriotas con la pronunciación: al agregar la ‘h’ al final la fonética del inglés invita al hablante a pronunciar la palabra como “bo-que”. Sin la ‘h’ final una persona de habla inglesa diría “bou-ke”, otros prefieren decir “bou-key” y algunos incluso dicen “bouk-hey”. Diferentes acentos, nacionalidades y culturas nos han dado una docena de posibles pronunciaciones, pero la palabra original sigue siendo ‘boke’, o en este lado del mundo, ‘bokeh’.

¿Cómo prefieren pronunciarla ustedes? Creo que eso da lo mismo, después de todo no es una palabra nativa del español. En mi opinión, lo que sí es importante es tener clara su definición. Espero que esta entrada escrita durante una aburrida mañana en el trabajo les haya servido de algo, aunque sea sólo para pelear por culpa de esta maldita palabra.

Lobo.

Deja un comentario

Archivado bajo Fotografia, Uncategorized

Los 3 Amigos

Los 3 Amigos

Un dia cualquiera surgió una buena idea. Extraño a este par de locos.

4 comentarios

23/02/2013 · 13:43

Música análoga

La fotografía análoga requiere tiempo, es más lenta, más precisa, muchas veces de mejor calidad y resultados más finos. Los que todavía disparamos cámaras con rollos muchas veces lo hacemos por todas esas razones y por el sentido romántico de tomar una foto y tener que esperar para ver el resultado, tener un álbum que hojear y pasarnos la foto final de mano en mano.

Pensándolo de esa manera, el parecido con la música análoga es demasiado obvio para ser ignorado: escuchar discos de vinilo también requiere de tiempo (quitarle el polvo, levantarte del sillón para darlo vuelta, etc.), el sonido también es de mejor calidad y aunque parezca algo del siglo pasado ese sentido clásico es parte de su encanto.

Ayer y hoy se desarrolló la “2ª Feria del Vinilo” en Artistas del Acero, Concepción, y aunque sólo pude ir por un rato hoy, no me arrepiento de mi amor por lo análogo. Un ‘pinchadiscos’ te recibía en la puerta y con esa música apuntada a la calle entrabas de inmediato a un ambiente diferente, a un túnel del tiempo que te invitaba a perderte. Después, un largo pasillo lleno de expositores y vendedores te seducía a abrir la billetera para llevarte a casa algún recuerdo de tu infancia o un nuevo descubrimiento. Más allá un escenario perfectamente iluminado con sombras presentaba música en vivo y prácticamente te dejaba conversar con los instrumentos.

Esta ciudad respira música; siempre ha sido así. Yo no soy músico así es que mi aporte fue este pequeño registro. Saqué unas cámaras y me puse a jugar al fotógrafo. Espero que este amor por lo análogo (música o fotografía) nunca me abandone.

Lobo.

2 comentarios

Archivado bajo Analogia, Chile, Fotografia, Polaroid, Retrato

Evaluando una Polaroid 780

Este es un pasatiempo fascinante. Todas esas cámaras viejas y llenas de polvo que están perdidas en el olvido merecen llegar a buenas manos, y este fue el caso de la Polaroid 780 del video: se la regalaron a Carlos y él me la entregó para que la probara y diagnosticara.

Por suerte para todos los involucrados, la cámara sólo necesitaba una pequeña limpieza y ya está funcionando sin problemas. Espero que Carlos le saque el máximo provecho.

Lobo.

16 comentarios

Archivado bajo Uncategorized