Archivo de la etiqueta: film

The Dark Knight (2008)


Después de darle muchas vueltas al asunto, me he decidido a ‘importar’ mis viejas entradas de Blogger. Descansa en paz, viejo ‘blog’…

Mi primera entrada está dedicada a la última película que tuve el gusto de disfrutar en una sala de cine, como regalo de cumpleaños por parte de mi mejor amigo: The Dark Knight (El Caballero de la Noche, aunque debería ser El Caballero Negro).

Se trata de una película que merece toda la atención que ha recibido, en parte debido a la lamentable muerte del señor Heath Ledger (The Joker), en parte gracias a la agresiva campaña de publicidad de la WB; ha batido ya varios récords de taquilla y se ha convertido en el mayor éxito del verano norteamericano (invierno acá en América del Sur), lo que ha ayudado a cimentar aún más la franquicia del señor Nolan (director). Así es que, por partes, estas son las razones del éxito, según vuestro humilde servidor:

Primero, la cinta anterior (Batman Begins, 2005) fue la gran sorpresa que nadie esperaba; después de los fiascos de Joel Schumacher todos los fans del encapuchado creíamos haber visto el fin de sus aventuras en la pantalla grande, hasta que el señor Christopher Nolan nos dio en el gusto con un héroe oscuro y atormentado, como siempre lo quisimos ver. La verdad es que sin Batman Begins, The Dark Knight no funcionaría ni habría sido posible.

Segundo, el elenco. Christian Bale es Wayne y Gary Oldman es Gordon (por difícil que parezca, pero bueno, ahí tienen prueba de su gran calidad como actor). Sobre Ledger, el punto tercero. Eckhart merece también un aplauso por su brillante actuación, aunque ciertamente se ve opacado por un Guasón que genera pesadillas. Maggie Gyllenhaal por su parte es la que menos brilla, pero no es su culpa: es sólo que su personaje está en la cinta para cumplir cierto papel en particular, no para demostrar sus dotes de actriz. Sobre Morgan Freeman no hace falta decir mucho, después de todo el tipo ya ha interpretado a Dios en 2 ocasiones, al igual que Michael Caine, otro señor que no tiene que demostrarle a su público porque se ha mantenido vigente durante 5 décadas.

Tercero, un villano principal como no veíamos desde hace mucho tiempo, y es que el papel del Joker pudo haber caído en el ridículo brillante de don Cesar Romero, en la locura oscura del gran Jack Nicholson o en la simpatía caricaturesca de Mark Hamill (mi favorito personal). Por suerte para nosotros, el difunto Ledger supo tomar lo mejor de todas las interpretaciones disponibles y fabricó a un personaje nuevo, más siniestro, más sádico y anárquico de los que conocíamos hasta la fecha. El resultado es un villano que seguramente entrará al Salón de la Fama de los Villanos de Hollywood junto a grandes como Darth Vader o nuestro canibal favorito, el señor Lecter.

No puedo dejar de lado la simplista y apropiada banda sonora, el brillante uso de efectos digitales reducidos a su mínima expresión (están ahí, pero no los vemos), la trama que se parece demasiado a lo que puede suceder en cualquier lugar del mundo (un guiño a la realidad mundial) y un desarrollo de personajes que sólo una película de más de 2 horas puede lograr.

En resumen, creo que esta película se merece todo el aplauso que ha recibido, pues al fin nuestro héroe enmascarado se ha encontrado a si mismo en las pantallas de cine, sin dejar totalmente de lado sus orígenes humildes en revistas de cómics, ni pasando a llevar la memoria de su difunto creador, Bob Kane. Seguramente desde el cielo de los artistas, él mismo debe estar aplaudiendo esta nuevo versión del Caballero de la Noche.

Lobo.

1 comentario

Archivado bajo Cine

Tomando medidas

Tomando medidas

La mejor forma de comprobar si un fotómetro está bueno, es comparar lecturas con otro fotómetro.

2 comentarios

28/07/2013 · 18:40

Generación digital

Así es que hace poco llevé gran parte de mi colección de cámaras a una exhibición y al hacer inventario decidí vender un par. La primera que decidí lanzar fue mi Nikon F80 y hace unos dias la publiqué en algunos grupos de Facebook. Escribí “Vendo Nikon F80…” y crucé los dedos.

Claramente debería haber buscado más amuletos:

Image

A los minutos ya habían varias personas preguntando si la cámara era digital, cuántos disparos tenía o de cuántos megapixeles era… Creo que la única pregunta razonable que respondí fue relacionada al tipo de baterías que utiliza. El resto fue demasiado flojo para buscar en Google o algo parecido. Una persona incluso se apuró a enviarme un mensaje privado preguntando por esas características claramente digitales.

Mi teoría es que la generación digital ve una cámara en buen estado y asume de inmediato que debe ser digital, porque las cámaras análogas son viejas, feas y se ven antiguas. Me dio un poco de risa, algo de rabia y entre tantas preguntas/respuestas me di cuenta de que pocas personas quieren comprar una F80 porque nadie se ha mostrado interesado hasta ahora.

Lobo.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized