Archivo de la etiqueta: cine

The Dark Knight (2008)


Después de darle muchas vueltas al asunto, me he decidido a ‘importar’ mis viejas entradas de Blogger. Descansa en paz, viejo ‘blog’…

Mi primera entrada está dedicada a la última película que tuve el gusto de disfrutar en una sala de cine, como regalo de cumpleaños por parte de mi mejor amigo: The Dark Knight (El Caballero de la Noche, aunque debería ser El Caballero Negro).

Se trata de una película que merece toda la atención que ha recibido, en parte debido a la lamentable muerte del señor Heath Ledger (The Joker), en parte gracias a la agresiva campaña de publicidad de la WB; ha batido ya varios récords de taquilla y se ha convertido en el mayor éxito del verano norteamericano (invierno acá en América del Sur), lo que ha ayudado a cimentar aún más la franquicia del señor Nolan (director). Así es que, por partes, estas son las razones del éxito, según vuestro humilde servidor:

Primero, la cinta anterior (Batman Begins, 2005) fue la gran sorpresa que nadie esperaba; después de los fiascos de Joel Schumacher todos los fans del encapuchado creíamos haber visto el fin de sus aventuras en la pantalla grande, hasta que el señor Christopher Nolan nos dio en el gusto con un héroe oscuro y atormentado, como siempre lo quisimos ver. La verdad es que sin Batman Begins, The Dark Knight no funcionaría ni habría sido posible.

Segundo, el elenco. Christian Bale es Wayne y Gary Oldman es Gordon (por difícil que parezca, pero bueno, ahí tienen prueba de su gran calidad como actor). Sobre Ledger, el punto tercero. Eckhart merece también un aplauso por su brillante actuación, aunque ciertamente se ve opacado por un Guasón que genera pesadillas. Maggie Gyllenhaal por su parte es la que menos brilla, pero no es su culpa: es sólo que su personaje está en la cinta para cumplir cierto papel en particular, no para demostrar sus dotes de actriz. Sobre Morgan Freeman no hace falta decir mucho, después de todo el tipo ya ha interpretado a Dios en 2 ocasiones, al igual que Michael Caine, otro señor que no tiene que demostrarle a su público porque se ha mantenido vigente durante 5 décadas.

Tercero, un villano principal como no veíamos desde hace mucho tiempo, y es que el papel del Joker pudo haber caído en el ridículo brillante de don Cesar Romero, en la locura oscura del gran Jack Nicholson o en la simpatía caricaturesca de Mark Hamill (mi favorito personal). Por suerte para nosotros, el difunto Ledger supo tomar lo mejor de todas las interpretaciones disponibles y fabricó a un personaje nuevo, más siniestro, más sádico y anárquico de los que conocíamos hasta la fecha. El resultado es un villano que seguramente entrará al Salón de la Fama de los Villanos de Hollywood junto a grandes como Darth Vader o nuestro canibal favorito, el señor Lecter.

No puedo dejar de lado la simplista y apropiada banda sonora, el brillante uso de efectos digitales reducidos a su mínima expresión (están ahí, pero no los vemos), la trama que se parece demasiado a lo que puede suceder en cualquier lugar del mundo (un guiño a la realidad mundial) y un desarrollo de personajes que sólo una película de más de 2 horas puede lograr.

En resumen, creo que esta película se merece todo el aplauso que ha recibido, pues al fin nuestro héroe enmascarado se ha encontrado a si mismo en las pantallas de cine, sin dejar totalmente de lado sus orígenes humildes en revistas de cómics, ni pasando a llevar la memoria de su difunto creador, Bob Kane. Seguramente desde el cielo de los artistas, él mismo debe estar aplaudiendo esta nuevo versión del Caballero de la Noche.

Lobo.

1 comentario

Archivado bajo Cine

El “Hugo” de Martin Scorsese

Aunque a estas alturas quizás ya todos vieron la película, yo recién me di el tiempo de disfrutarla hoy… y no la disfruté tanto como esperaba. Lo siento, pero aunque visualmente es hermosa y “3Dística”, las 2 horas me parecieron demasiado largas para contar una historia que no necesitaba tantas vueltas ni personajes sorpresivos.

Image

Creo que lo que realmente me gustó fue la novedad de la historia porque yo sólo había visto el adelanto que mostraba al pequeño robot pero eso no revela la verdadera trama: se trata sobre uno de los grandes precursores del cine, Georges Méliès.

Buena película pero demasiado larga (y lenta a ratos) para mi gusto. Creo que habían sub-tramas innecesarias o que se podrían haber resuelto de mejor manera (los dos romances en la estación de trenes, por ejemplo). Voy a asumir que el libro es mejor que la película.

Lobo.

Deja un comentario

Archivado bajo Cine, Uncategorized

Rápidos y furiosos: lentes con grandes aperturas

En fot3ros lo mencionamos, así es que quise escribir sobre este tema.

Cuando hablamos de la velocidad de un lente estamos hablando de cuanta luz es capaz de dejar entrar, o de cuan grande es su apertura; esto se expresa por medio de su número f/: entre más pequeño el número f/, más grande es su apertura. Para calcular la apertura (número f/) debemos dividir la longitud focal por el diámetro real de la apertura, o “pupila” que deja entrar la luz. Para controlar esa apertura usamos el diafragma, una serie de hojas que se abren o cierran según nuestra necesidad. Todo esto determina la velocidad de un lente, o su capacidad para inundar con más luz el plano focal; por eso decimos que estos lentes son rápidos: dejan pasar enormes cantidades de luz en comparación con sus dimensiones.

Diafragma

Las hojas del diafragma controlan la apertura del lente.

Existe todo un rango de aperturas que van desde las “económicas” (f/4.5-5.6) hasta las absurdamente caras (f/1.0 o más), ya que los lentes rápidos requieren de procesos de ingeniería más complejos y vidrios más grandes y de muy altos estándares para no sacrificar la calidad de imagen al dejar entrar tanta luz. Entonces, ¿cuáles son los lentes más luminosos? El listado de los lentes ultra rápidos comienza con algunos f/1.0 como un Canon 50mm y el  Leica Noctilux f/0.95; este último fue reemplazado por una nueva versión que se vende por unos $ 10.000 dólares. Claramente no son piezas fáciles de ver en cualquier tienda   😉

Leica 50mm f/0.95

Leica 50mm f/0.95

Pero hay lentes aún más luminosos: el TV-Nikkor 35mm f/0.9 es el lente más rápido que ha fabricado Nikon; es una pieza industrial hecha especialmente para capturar imágenes fluorescentes de rayos-X. De hecho, ni siquiera tiene la clásica montura F, sino una rosca L39mm.

Nikkor TV 35mm f/0.7

Nikkor TV 35mm f/0.7

A medida que seguimos bajando el número f/, vamos abriendo aún más la apertura: existe el Farrand Super Farron 76mm f/0.87,  y un Fujinon 25mm f/0.85, aperturas que parecen casi absurdas en fotografía, pues al usar estos lentes completamente abiertos la profundidad de campo es mínima y lograr una foto enfocada es un verdadero desafío.

Farrand Super Farron 76mm f/0.87

Farrand Super Farron 76mm f/0.87

http://www.flickr.com/photos/62052755@N05/5768116038/

Fujinon 25mm f/0.85Fujinon 25mm f/0.85

¿Más rápido? El legendario Zeiss 50mm f/0.7 se merece una mención especial: un lente construído para la NASA que el director Stanley Kubrick mandó a adaptar para montarlo sobre una cámara de cine y lograr así filmar escenas iluminadas solamente con luz de velas en la película Barry Lyndon.

Zeiss 50mm f0.7

Zeiss 50mm f0.7

La gran mayoría de los lentes súper-rápidos son piezas industriales construídas con fines médicos (sobre todo rayos-X) o para ser usados en antiguas cámaras de televisión, cuando la iluminación no era muy buena. Debido a esto, muchos de estos lentes no están hechos para la fotografía y por lo tanto no cuentan con una montura estándard, por lo que si llegas a encontrar uno tendrás que usar tu ingenio para acoplarlo a tu cámara.

La mayoría de estas piezas se fabrican en números muy limitados, se hacen para propósitos especiales, y en general, los diseñadores e ingenieros invierten mucho más tiempo y dinero que en los lentes más comunes, así es que sus precios son a veces ridículos. Por supuesto, eso sólo logra aumentar las ganas de los aficionados por tener una (o varias) de estas joyas en sus bolsos de fotógrafo.

Lobo.

9 comentarios

Archivado bajo Analogia, Cine, Digital, Fotografia, Uncategorized

Ver llorar a Clint Eastwood…

…es un poco extraño, pero en la película True Crime (1999) es parte de la historia.

http://lobosensei.blogspot.com/2011/07/true-crime-1999.html

Para los que gustan de las historias conmovedoras y predecibles.

Lobo.

Deja un comentario

Archivado bajo Chile, Cine, Uncategorized

Rango, una grata sorpresa.

Me encantan las películas animadas, pero esta se salió de todos los cánones.

Es un spaghetti western pero en versión animada, con humor negro; lean más detalles en mi otro blog.

Rango

Cabalgando hacia la aventura.

http://lobosensei.blogspot.com/2011/07/rango-2011.html

Lobo.

Deja un comentario

Archivado bajo Cine, Uncategorized